Precauciones con los masajes durante el embarazo

Los masajes siempre son agradables, reconfortantes, relajantes y, por ello, a pesar de que la mujer esté embarazada, también podrá disfrutarlos. Sin embargo, deberá tomar ciertas precauciones.

En primer lugar, se evitará los masajes perfumados, con cremas o aceites con demasiado olor.

Y es que la mujer suele sentir una hipersensibilidad a los olores y puede que éstos, de tanta intensidad, le provoquen malestar o repulsión. Asimismo, en algunos casos pueden llegar a producirle alguna reacción alérgica.

Back to Top