Beneficios de la kinesiología en adultos mayores

Los beneficios de la kinesiología en una persona de edad avanzada a medida que pasa el tiempo comienza a presentar una serie de déficits corporales, debido al deterioro de las funciones del cuerpo y a su vez afecta su estado emocional.

El adulto mayor se encuentra en más riesgo de sufrir lesiones, por lo tanto es fundamental una prevención, mantención y/o rehabilitación de su cuerpo. En este aspecto la kinesiología aporta beneficios esenciales para una mejor calidad de vida, tanto física como emocional.

Los aspectos que pueden mejorar los pacientes al realizar un tratamiento de kinesiología son:

  • Resistencia: mejora considerablemente la salud del corazón, pulmones y el sistema circulatorio
  • Flexibilidad: mantiene la flexibilidad del cuerpo y mejora el estado de movilidad de las articulaciones
  • Fuerza: ayuda a prevenir caídas y fracturas de cadera
  • Postura: mejora la postura y corrige problemas de este tipo

Es muy importante que las personas adultas mantengan una actividad física dentro de lo que su capacidad permita. Entre los beneficios de la kinesiología destacan:

  • Conservar y mantener la fuerza para poder seguir siendo independientes.
  • Tener más energía para hacer las cosas que desea hacer.
  • Mejorar el equilibrio.
  • Prevenir o detener algunas enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, enfermedades coronarias y cáncer.
  • Mejorar su estado de ánimo y disminuir el estado de depresión

El rol del kinesiólogo es proteger la funcionalidad y aumentar la independencia del paciente, lo que ayuda a una mejor calidad de vida, además influye en la forma en que se puede enfrentar una enfermedad, ya que retarda y combate los procesos degenerativos del organismo.

Por otro lado, es muy importante que la familia tome conciencia sobre el tema de la prevención y rehabilitación del paciente, ya que una persona que siente apoyo emocional de su círculo cercano, podrá tener mejores resultados.

Back to Top